TIPS PARA APRENDER A DECIR NO SIENDO FREELANCE

Cuando estás comenzando a emprender es muy fácil que aceptes todas las oportunidades que se van cruzando en tu camino, inclusive la necesidad te puede llevar aceptar clientes tóxicos, actividades que no están dentro del presupuesto, inclusive trabajar más tiempo del especificado en tu contrato de servicios profesionales,  con tal de no perder a tu cliente.

Al principio puede resultar cómodo y favorable pero al ir creciendo tu emprendimiento por ende tus responsabilidades también lo van hacer,por lo cual es muy importante aprender a decir no, para poder brindar a tus clientes un trabajo de calidad y la atención que se merecen.

TRES TIPS QUE PUEDEN AYUDARTE APRENDER A DECIR ¡NO!

  1. Define tus valores y políticas: No importa que tan pequeño sea tu negocio, debes de establecer que estas dispuesto a brindar a tus clientes y que es lo que definitivamente no vas a poder ofrecer, no importa el dinero pero si algo no está dentro de tus valores profesionales, vas a tener que rechazar su oferta.
  2. No tengas miedo: Cuando estás comenzando te da miedo perder clientes sientes que nunca vas a encontrar algo mejor,  es por eso que aceptamos todo lo que nos solicita, inclusive nos ajustamos al presupuesto que nos indica,  al decir no a un cliente te liberas del estrés y carga de trabajo, inclusive se abre la posibilidad de que encuentres un cliente que valore y respete tu trabajo.
  3. Ofrece alternativas: Cuando le comentes a tu cliente la decisión de no continuar con tus servicios profesionales proponle alternativas, es decir, recomienda a una persona para desarrollar lo que tu estas dejando esto con el fin de terminar en una buena relación, no sabes si en un futuro vas a necesitar algo de tu cliente.

 

ALGUNAS SITUACIONES EN LAS QUE DEBES DE DECIR ¡STOP! ALGÚN CLIENTE

  1. No valora tu trabajo: Cuando tu cliente te diga al último momento de ejecutar alguna actividad, “y si mejor hacemos esto”, “mejor ya no”, “lo dejamos para después” etc, cuando tu cliente no le da la importancia a tu trabajo debes de cerrar tu ciclo y continuar.
  2. No hay química: Cuando peleas más de lo que trabajas es momento de volver hacia otro lado, existen clientes que solo es lo que ellos dicen, pero tambien hay clientes que pueden abrir sus expectativas y aprender.
  3. Cuando no te paga en tiempo: El cliente que quiere el trabajo para “ayer” y el pago para “dentro de tres semanas”, son clientes que definitivamente debes dejar atrás, tu emprendimiento necesita monetizar y tus proveedores de luz, internet, etc no te van a esperar.
  4. No respeta tu tiempo: Tu cliente te llama a todo momento para revisar “algo rapido”, debes de ponerle un ¡STOP! y establecer horarios de comunicación.
  5. Te olvida: No es normal que tu cliente te deje toda la responsabilidad, debe de haber comunicación entre ambas partes ya que si en un futuro ocurre algo debe estar informado, total el es el dueño y tú solamente estás brindando tus servicios profesionales.

Espero te hayan gustado estos tips y consejos para aprender a decir no, recuerda que emprender no significa aceptar lo que sea, emprender es algo que te nutre profesionalmente, al principio puede resultar difícil pero con constancia y perseverancia  puedes conseguir todo aquello que imaginas antes de dormir.

Con Cariño para ti

Montse Gress

Community Maganer / blogger

@montsegress