¿Qué es el ‘peak fitness’? Conoce esta nueva rutina deportiva que trabaja todo el cuerpo

5869

Hoy les desvelamos una nueva modalidad de entrenamiento, apta para todas las edades. Hablamos del peak fitness. Eso sí, antes de calzarte las zapatillas, ten en cuenta que se trata de una práctica de alta intensidad con ejercicios cortos, pero que necesitan de una gran implicación por tu parte. Por eso, adáptalo a tus capacidades.

A cambio, los beneficios no se hacen esperar: mejorarás tu resistencia y fuerza, tonificarás los músculos, quemarás calorías y lograrás alargar la juventud de tus células, ya que se aumentan los niveles de la hormona del crecimiento. Por si fuera poco, incluso tiene resultados en nuestra piel, ya que gana en firmeza y elasticidad. Como puedes comprobar, no hay excusa para no probarlo.

 

¿Cómo es una clase de ‘peak fitness’?

La base de este entrenamiento son ejercicios muy breves pero con una gran intensidad, aunque hay espacios de descanso entre uno y otro para que vayas recuperando el aliento. Lo ideal es combinar este tipo de actividad deportiva, de dos a tres veces por semana, con otros ejercicios más suaves, y terminar con estiramientos para evitar futuras lesiones.

Así, del calentamiento previo y esencial, pasamos a 30 segundos de ejercicio intenso combinado con un minuto y medio de recuperación. Un circuito que podemos repetir hasta completar una sesión de unos 15-20 minutos.

¿Qué es el 'peak fitness'?

Ads by Kiosked

Ejercicios que puedes realizar en este entrenamiento

Si te interesa practicar peak fitness, te damos algunas ideas de ejercicios de alta intensidad que puedes ejecutar como parte de tu rutina, siempre con supervisión de un especialista deportivo. Recuerda que, entre cada modalidad, debes descansar unos 90 segundos.

  • Comienza dando saltos al tiempo que abres tus piernas y subes tus manos por encima de la cabeza. Si puedes, incrementa la velocidad.
  • Mantén tu espalda apoyada en una pared y baja tu cuerpo como si estuvieras sentado en el aire.
  • Durante 30 segundos, haz flexiones. Si te resulta complicado, puedes apoyar las rodillas en el suelo y bajar el pecho y los brazos al mismo tiempo.
  • Pasamos ahora a los abdominales. Dobla tus piernas y levanta los brazos totalmente estirados. No hace falta que llegues a tocar las rodillas con el peche y vigila el cuello para que no sufra en cada subida y bajada.
  • Ahora es el turno de las sentadillas. Mantén las piernas abiertas y flexiona las rodillas con los brazos estirados hacia adelante. Cuidado con la espalda.
  • Termina tu rutina con 30 segundos de plancha horizontal en el suelo.

65ymas.com