Home Estilo de Vida Por qué siempre deberías ir descalzo cuando estás en casa.

Por qué siempre deberías ir descalzo cuando estás en casa.

mayo 25, 2018

Cuando llegas a casa después de otro día (horrible) de trabajo lo menos que te apetece es hacer las cosas bien. La dieta mejor la empezamos mañana, la lavadora ya si eso la ponemos el domingo y el email que tenemos pendiente de contestar ya si tal el jueves. Este hastío diario que sufrimos las víctimas del capitalismo nos lleva, irremediablemente, a procrastinar (sí, nos estoy excusando). Y aunque sabemos que tenemos que hacer cosas, como quitarnos los zapatos al llegar a casa, no lo hacemos.

Llámalo procrastinar, ser vago o estar hasta el nabo de todo. Anyway, después de leer esto te motivarás (más) a descalzarte al llegar a casa. Pues, aunque no lo sepas, estás exponiendo a tu hogar a millones de bacterias.

Numerosas investigaciones, como la realizada por el doctor Charles Gerba, microbiólogo y profesor de la Universidad de Arizona, descubrieron que el calzado promedio contiene 421.000 bacterias diferentes en el exterior del mismo y 2.887 en el interior. Escalofriante, que diría Piqueras.

El doctor Gerba y su equipo detectaron una variedad de bacterias dañinas, incluyendo Escherichia coli, Klebsiella pneumonia y Serratia ficaria, las cuales pueden provocar infecciones peligrosas en los seres humanos.

“Se trata de minimizar el riesgo”

Entramos en contacto con muchas más bacterias de las que nos damos cuenta diariamente, especialmente cuando caminamos sobre variadas superficies. “Los microbios existen a nuestro alrededor y se adhieren a las superficies con las que entran en contacto”, explica el científico Michael Loughlin a ‘The Independent’.

Si estás hiperventilando, tranquilo. Loughlin no cree que haya motivos para preocuparse por la propagación de la bacterias por el uso de zapatos en el interior de las casas a menos que estos hayan estado en contacto con heces de animales. Como no creemos que te dé por pisar cacas de perros por la calle, o de otros animales si vives en el entorno rural, no hay de qué preocuparse (en exceso).

Es decir, si pisas un excremento, limpia tus zapatos. “Las bacterias que se encuentran en los zapatos vendrán de lo que pisamos, así que debes limpiar tus zapatos si has atravesado la materia fecal (de perros y otros mamíferos), ya que pueden contener bacterias que podrían dañarte”, dijo. “Se trata de minimizar el riesgo. Y el que representan las bacterias de las suelas de los zapatos es muy bajo”, concluye.

Limpiarlos, la clave

Aunque Loughlin haya dicho que solo en caso de pisar materia fecal hay que limpiar los zapatos, otros expertos, más escrupulosos, convienen a lavarlos a menudo. El doctor Gerba asegura que un calzado nuevo, usado durante apenas dos semanas, puede acumular nada menos que 444.000 bacterias. Por lo que, apunta, no estaría de más hacer un esfuerzo por limpiarlos de vez en cuando, ya que “puede marcar una gran diferencia”.

¿Funciona la limpieza o es un esfuerzo en balde? Parece ser que sí es útil. Según los informes del equipo de Gerba, lavar los zapatos con detergente eliminó las bacterias fecales existentes y redujo la cantidad de bacterias totales en el calzado en un 90%.

Ojo, hacer lo contrario, esto es, no coger el paño y frotar, te traerá consecuencias. Así lo probó un equipo de científicos de la Universidad de Houston, quienes durante el periodo comprendido entre 2013 y 2015 evaluaron la prevalencia de una bacteria llamada Clostridium difficile en más de 2.500 muestras recogidas en Houston ¿Resultado? El 26,4% de las suelas de zapatos dieron positivo.

Por lo tanto, aunque tu calzado no se vea especialmente sucio y aunque no hayas caminado por excrementos de animales, asegúrate de limpiarlos lo antes posible antes de usarlos en el interior.

Cómprate unas de estar por casa

El problema ya no son solo las bacterias, sino que dejarás el suelo de tu casa hecho un verdadero asco. El calzado contiene toxinas, polvo y productos químicos que pueden empeorar la calidad del aire de tu preciado hogar.

Además, es mejor para tus pies que los dejes respirar, sobre todo teniendo en cuenta que pasas la tercera parte del día con los zapatos puestos. Si te descalzas, facilitarás que la piel respire y harás que tus músculos descansen.

Y si no lo haces por tus pies, al menos hazlo por tu casa. El calzado, como ya sabes, contiene miles de bacterias (y está lleno de mugre) lo que ensuciará tu casa y puede terminar dañando irreversiblemente el suelo debido a los barridos constantes, especialmente si es de madera. Con tacones o plataformas ya cosa se complica, ya que rayan fácilmente el suelo de casa, y atormentan a los vecinos de abajo, todo sea dicho.

En resumidas cuentas: no seas tan vago y descálzate en casa.

FUENTE: MSN.COM

Noticias de Interés

Leave a Comment