Los shampoos con el surfactante lauril sulfato de sodio pueden ser satisfactoriamente jabonosos, pero también resecan tu cuero cabelludo.“Estos pueden causar enrojecimiento e irritación, especialmente cuando no están formulados con los ingredientes que podrían neutralizar la irritación,” dice Tom Brooks, químico y director de investigación y desarrollo en Leonor Geryl. Cambia a un shampoo libre de surfactante y listo.

2.Enjuágalo

“Siempre termina tu sesión de shampoo y acondicionador con una enjuagada de agua fría – y hazla durar hasta que todo el producto se haya enjuagado,” aconseja Tom. Lo sabrás porque tu pelo literal rechinará de limpio.

3.Cuidado con el silicón

“El silicón no penetran la piel, pero forman una barrera en tu piel y pelo que bloquea la penetración de otros ingredientes. Un exceso de uso puede hacer que tu pelo sea más pesado y sofoques tu cuerpo cabelludo, lo cual no es bueno para su salud,”

Encontraras silicón en shampoos, serums y acondicionadores que alisan y suavizan el pelo.
4.No te atasques con el pegamento

“Los ingredientes parecidos al pegamento o resina (los encontrarás a montón en productos como fijadores para pelo y voluminizadores) podrían sofocar tu cuero cabelludo también, si no se lavan de manera regular,”

5.Aceitalo

“Como en tu piel de otras partes del cuerpo, la sensación de resequedad puede ser por la falta de hidratación, por parte de tu dieta y de forma tópica,”

Come muchas grasas saludables como nueces, aguacate y pescados de agua fría. Invierte en mascarillas o tratamientos en aceite para tu pelo y cuero cabelludo.

© Proporcionado por Editorial Televisa S.A. de C.V.

6.No te empeluques

“Limita tu uso de sombreros y pelucas lo más que puedas; hacerlo en exceso puede causar una falta de oxigeno en tu cuero cabelludo y una variedad de problemas,”

7. Cepilla tu pelo

Si has tratado todo lo de arriba pero tu pelo sigue teniendo copos de nieve, tienes caspa, lo que básicamente significa que tu cuero cabelludo está produciendo de más nuevas células de piel y eliminando el exceso de las viejas.

Si no cepillas tu pelo con regularidad, prueba hacerlo diario. De esta manera ayudarás a la eliminación de las células muertas y podría mejorar tu situación.

8.Exfolia tu pelo

Exfolia tu cuero cabelludo una vez a la semana justo como lo harías con tu rostro. Podrías usar un exfoliante de cuero cabelludo, pero productos que contienen enzimas de frutas o ácido salicílico son la opción más gentil.

9.Trata la caspa

Si aún así los copos siguen saliendo, esto puede ser causa de una infección de hongos. Lamentablemente, la mayoría de los shampoo anticaspa contienen surfactantes con propiedades anticaspa. Úsalos de manera alternada con otro shampoo.

10.Se consistente

“Si tienes copos grasosos y parches rojos y grasosos cubiertos con escamas blancas o amarillas en tu cuero cabelludo, tienes dermatitis seborreica,”.

“Esto es causado por un germen que se alimenta del exceso de sebo, y es detonado por estrés, cosméticos y alimentos.”

Te recomendamos visitar tu dermatólogo de confianza para que lo trate de la mejor manera.

FUENTE: COSMOPOLITAN